SOCIEDAD

Colegios

Clínicas

Emisora

Clínicas.



Por la gracia de Dios, el Centro Médico Vista del Jardín abrio la puerta de sus servicios de salud a los habitantes de la Republica Dominicana el dia 20 de Abril del año 2007. El comienzo fue sencillo, pero desde el principio se ofrecieron a los primeros pacientes los servicios de gineco-tetricia, pediatría, emergencia, medicina interna, oncología, medicina general, gastroenterología, ortopedia, cirugía, urología, oftalmología, farmacia interna, y cardiología, entre otros.

Un reducido número de pacientes visitaba al CMVJ al iniciar sus operaciones, por lo tanto sus ingresos eran muy limitados y como resultado presentaba perdidas en sus estados financieros. Esa situación no podía permanecer por mucho tiempo, porque podría hacer peligrar la permanencia de este importante servicio de la Iglesia Adventista a la comunidad. Ante esa situación, oramos por la bendición de Dios y por su intervención especial para que se dinamizara el desarrollo del CMVJ.

Con el paso de los dias, notamos que comenzó a aumentar el número de pacientes y la venta de los servicios de laboratorio, imágenes y de otros. Para ayudarnos a mejorar la situación el gobierno pone en ejecución la ley de seguridad social, entonces la administración del centro se embarco en el proceso de afiliar a varias ARS. Esta fue una tarea ardua y difícil, sin embargo, por la bendición de Dios, varias de las principales ARS firmaron con nosotros el contrato de afiliación y a partir de allí se dinamizaron las operaciones del Centro y por ende, aumentaron los ingresos.

Por la bondad de Dios los servicios médicos, de enfermería, cirugía y internamientos, imágenes y los demas servicios se han estado ofrecíendo con efectividad y se han realizado procedimientos milagrosos, como por ejemplo, la cirugía de uno de los fibromas mas grande que se le ha extraído a una mujer en la historia de la medicina en la Republica Dominica, el nacimiento de trillizos y la curación de niños y adultos que desde el punto de vista médico parecía imposible.